LA DEPRESIÓN.

Una de cada cinco personas, sufrirá depresión en algún momento de su vida.

Se puede sufrir una depresión sin estar triste, sin que haya sucedido algo grave o especialmente estresante. La depresión es una enfermedad grave y nadie estamos a salvo, pues son muchos los factores que nos pueden hacer caer en una depresión,  desde factores endógenos (fallos en la transmisión electroquímica del sistema nervioso), alteraciones hormonales, estrés prolongado y factores psicológicos.

Es muy importante en el tratamiento de la depresión, el valorar y diferenciar los componentes bioquímicos de la depresión (en este caso será necesario el tratamiento farmacológico adecuado), de los componentes psicoemocionales, que en este caso requerirán tratamiento psicológico para superar tan grave trastorno.

Aquí dejo un sencillo esquema explicativo sobre la depresión. 
No dudes en solicitar información o valoración de tus síntomas a los profesionales de la salud cualificados para ello, Médicos, Psiquiatras y Psicólogos. El Médico y el Psiquiatra atenderán la necesidad de tratamiento farmacológico en el caso de ser necesario; el Psicólogo abordará el tratamiento psicoterapéutico, de hecho, en más del 80% de las depresiones diagnosticadas, estas mejoran o desaparecen con el adecuado tratamiento psicológico.