QUIEN SOY

Mi foto
Psicóloga General Sanitaria, Nº. col. CL-4039; ●Psicoterapeuta con Maestria en Hipnosis Ericksoniana del Instituto Erickson de México ●Experta en tratamiento de Trauma con E.M.D.R ●Coaching por la Universidad Camilo José Cela ●Diplomada en técnicas de relajación y desarrollo personal ●Monitora de hatha-yoga ●Diploma acreditativo por la UNED en tratamiento psicológico Inteligencia emocional ●Diplomada en manejo de emociones por la UNED ●Formación en psicoterapia y manejo de grupos por la Asociación Española de Psicodrama ●Diplomada en talleres y técnicas de crecimiento personal por la UNED ●Constelaciones Familiares ●Monitora de Risoterapia ●Autora del Método Meditare Corporal® ● Directora del CENTRO MEDITARE. Psicoterapia y Salud CENTRO SANITARIO AUTORIZADO Nº REGISTRO 05-C22-0126

APRENDER A RELACIONARSE SALUDABLEMENTE

No es ningún secreto que una de las partes más importantes de nuestra vida son las relaciones sociales. En cada una de las cosas que hacemos hay un componente de relaciones con los demás que determina en gran medida (facilitando o entorpeciendo) nuestra búsqueda del bienestar.

Es creencia común que la simpatía y el atractivo social de algunas personas es innato. Sin embargo, está claro que es algo que se adquiere a través de experiencias que los van modelando hasta hacerlos expertos en estas habilidades.

Raramente en nuestra vida vamos a poder escapar de los efectos de las relaciones sociales, ya sea en nuestro lugar de trabajo, de estudios, nuestros ratos de ocio o dentro de nuestra propia familia. Una interacción placentera en cualquiera de estos ámbitos nos hace sentirnos felices, desarrollando nuestras tareas con mayor eficacia. De hecho, una baja competencia en las relaciones con los demás puede llevar al fracaso en un trabajo, los estudios o en la familia.

Hay quien considera que asertividad y habilidades sociales son términos sinónimos. Sin embargo, vamos a considerar que la asertividad es solo una parte de las habilidades sociales, aquella que reúne las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Aunque es en la infancia donde aprendemos en mayor medida a relacionarnos con los demás, es un proceso continuo durante toda la vida. Las razones por las que una persona puede no ser habilidosa socialmente se podrían agrupar en dos categorías:

a)      La persona nunca las ha aprendido porque, o bien no ha tenido un modelo adecuado, o bien no hubo un aprendizaje directo.
b)     Estas habilidades existen, pero hay factores que inhiben o interfieren con las conductas.

Las habilidades sociales y más concretamente la asertividad son habilidades básicas para nuestro desenvolvimiento en la vida diaria. Las personas tenemos intereses y formas de ver el mundo distintas, por lo cual el conflicto interpersonal está a la orden del día. Cuando estas habilidades no están lo suficientemente desarrolladas o se emplean de forma equivocada surge la frustración y la insatisfacción.

Las habilidades sociales, como cualquier otra competencia humana, pueden mejorarse a través de un aprendizaje adecuado.

Además es un entrenamiento, que se ha demostrado efectivo en el tratamiento de la depresión, ansiedad y estrés provocados por las relaciones interpersonales. Nos ayuda a respetar a los demás, y por ende a nosotros mismos.

Por ello, el próximo día 24 de Marzo, se realizará aquí en el centro, un taller de Habilidades Sociales, en el trabajaremos:

1º Identificar los estilos básicos de la conducta interpersonal: Estilo agresivo, pasivo y agresivo. La función de esta etapa es distinguir entre cada uno de los estilos, reconociendo la mejor forma de actuar de acorde con el estilo asertivo. Nos ayudará también a reconocer nuestros errores en este ámbito.
2º Identificar las situaciones en las cuales queremos ser más asertivos. Se trata de identificar en qué situaciones fallamos, y cómo deberíamos actuar en un futuro. Se analiza el grado en que nuestra respuesta a las situaciones problemáticas puede hacer que el resultado sea positivo o negativo.
3º Describir las situaciones problemáticas. Se trata de analizar las situaciones en términos de quién, cuando, qué y cómo interviene en esa escena, identificando nuestros pensamientos negativos y el objetivo que queremos conseguir.
4º Desarrollo de lenguaje corporal adecuado. Se dan una serie de pautas de comportamiento en cuanto a lenguaje no verbal (la mirada, el tono de voz, la postura, etc.), y se dan las oportunas indicaciones para que la persona ensaye ante un espejo.
5º Aprender a identificar y evitar las manipulaciones de los demás. Las demás personas utilizan estratagemas para manipularle, haciéndole sentir culpable, evadiéndose de la conversación o victimizándose. Se dan una serie de técnicas para resistirnos al influjo de los demás.

¡¡¡¡¡No te lo pierdas!!!!!
Más información en la pestaña de cursos y talleres o pincha AQUÍ.



Fuente: http://www.psicologia-online.com/autoayuda/hhss/HHSS5.htm




#CENTROPSICOTERAPIASALUD

¡¡SIGUEME!!

Busca PSICOTERAPIA Y SALUD

iPhone

Chelo Díaz Nº Coleg. CL-4039

#CentroPsicoterapiaSalud

#CentroPsicoterapiaSalud