QUIEN SOY

Mi foto
Psicóloga General Sanitaria, Nº. col. CL-4039; ●Psicoterapeuta con Maestria en Hipnosis Ericksoniana del Instituto Erickson de México ●Experta en tratamiento de Trauma con E.M.D.R ●Coaching por la Universidad Camilo José Cela ●Diplomada en técnicas de relajación y desarrollo personal ●Profesora dd Yoga Terapéutico ●Diploma acreditativo por la UNED en tratamiento psicológico Inteligencia emocional ●Diplomada en manejo de emociones por la UNED ●Formación en psicoterapia y manejo de grupos por la Asociación Española de Psicodrama ●Diplomada en talleres y técnicas de crecimiento personal por la UNED ●Constelaciones Familiares ●Monitora de Risoterapia ●Autora del Método Meditare Corporal® ● Directora del CENTRO MEDITARE. Psicoterapia y Salud CENTRO SANITARIO AUTORIZADO Nº REGISTRO 05-C22-0126

UN CUENTO PARA LA AUTOESTIMA

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que llevaba sobre los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino que tenía que recorrer a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.
Durante dos años esto fue así, desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de su trabajo.
Así que la tinaja quebrada habló al aguador diciéndole: “Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.
El aguador apesadumbrado, le dijo compasivo: “Cuando regresemos a la casa quiero que te fijes en las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino”. Así lo hizo la tinaja, y vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, ero de todos modos se sentía apenada porque al final, solo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.
El aguador le dijo entonces “¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos no hubiera sido posible crear esta belleza”.

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados. Uno no deja de reír por hacerse viejo, se hace uno viejo por dejar de reír.
Quererte significa aceptarte tal y como eres, con tus virtudes, pero también con todos tus defectos.
Los ingredientes básicos de la autoestima positiva se podrían resumir en:
  •       Confianza profunda en nosotros mismos, que nos capacita para superar las críticas, el abandono, las crisis de la vida, etc…
  •       Convicción de ser válidos en la vida, de ser capaces de enfrentarnos (con éxito o sin él) a las dificultades.
  •       Valoración de nuestros propios méritos y virtudes. Respeto igualmente por las propias limitaciones y defectos.
  •       Sentimiento de derecho a afirmarnos en nuestros intereses, deseos y necesidades.
  •       Aceptación y amor por nuestro cuerpo, nuestra salud física y mental, el bienestar de todo nuestro ser.
  •       Equilibrio para poder relacionarnos satisfactoriamente con las demás personas, sin dejar de sentirnos autónomos y plenos.



 

#CENTROPSICOTERAPIASALUD

#CentroPsicoterapiaSalud

#CentroPsicoterapiaSalud