QUIEN SOY

Mi foto
Psicóloga General Sanitaria, Nº. col. CL-4039; ●Psicoterapeuta con Maestria en Hipnosis Ericksoniana del Instituto Erickson de México ●Experta en tratamiento de Trauma con E.M.D.R ●Coaching por la Universidad Camilo José Cela ●Diplomada en técnicas de relajación y desarrollo personal ●Monitora de hatha-yoga ●Diploma acreditativo por la UNED en tratamiento psicológico Inteligencia emocional ●Diplomada en manejo de emociones por la UNED ●Formación en psicoterapia y manejo de grupos por la Asociación Española de Psicodrama ●Diplomada en talleres y técnicas de crecimiento personal por la UNED ●Constelaciones Familiares ●Monitora de Risoterapia ●Autora del Método Meditare Corporal® ● Directora del CENTRO MEDITARE. Psicoterapia y Salud CENTRO SANITARIO AUTORIZADO Nº REGISTRO 05-C22-0126

¿QUÉ SON LAS ASANAS?

Con motivo del comienzo del nuevo curso 2011-2012. Me gustaría dedicar esta entrada a las Asanas, parte troncal sin duda de una sesión de Yoga.
¿Qué son las Asanas?
Se trata de posturas confortables que se pueden mantener en forma estable. Su objetivo es regular y reequilibrar procesos vegetativos que sostienen la vida en sus aspectos normalmente inconscientes: respiración, circulación, nutrición, excreción, regulación química hormonal y nerviosa.
Al recuperarse el equilibrio orgánico, la mente queda liberada hacia el conocimiento; y el espíritu, hacia la trascendencia.
Las Asanas cuidan nuestra salud:
ü  Tonifican, flexibilizan y armonizan el sistema osteo-artro-muscular (huesos, articulaciones y músculos).
ü  Estimulan el buen funcionamiento del sistema endocrino.
ü  Reequilibran el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo, tronco encefálico y médula)  y el periférico (red nerviosa).
ü  Desbloquean los Chakras (centros energéticos) y mejora la circulación del Prana o energía vital.
ü  Mejoran la capacidad de atender a las sensaciones que informan del funcionamiento del cuerpo, ya que el practicante debe prestar atención a la postura y a la respiración con la que siempre se la acompaña. Así va entrenándose en la concentración y paulatinamente llega a meditar sobre la asana que se ejecuta.
ü  Serenan, mejoran la autoestima y liberan del miedo.

Existen muchas Asanas que se han ido incorporando a lo largo de los siglos de práctica del Yoga, y es indispensable adaptar la practica a las posturas que se ajusten al estado físico del practicante.
Los movimientos serán siempre suaves y gráciles. La constancia de la práctica diaria mejora la flexibilidad y se vuelve más sencilla con el correr del tiempo. Los logros fortalecen la autoestima.
¿Dónde y cómo…?
·         Elije una habitación limpia, silenciosa y bien ventilada.
·         Coloca una alfombra, manta o esterilla sobre el suelo.
·         Usa ropa cómoda.
·         Práctica con el estoma vacío. Si deseas practicar después de una comida ligera, deja pasar al menos dos horas y, después de una comida fuerte, por lo menos tres horas.
·         Dedica suficiente tiempo a cada una de las etapas de la asana: hacer la postura, mantenerla y deshacerla.
·         Recuerda acompáñate siempre de la respiración, por la nariz.
·         Sostén la postura durante quince segundos y, con la práctica, extiéndela hasta un minuto.
·         Descansa brevemente entre una y otra postura.
·         No olvides terminar la sesión, siempre con una relajación final (savasana).
Surya Namaskar. Saludo al Sol

Fuente: revista salud alternativa, extra nº 7.

#CENTROPSICOTERAPIASALUD

¡¡SIGUEME!!

Busca PSICOTERAPIA Y SALUD

iPhone

Chelo Díaz Nº Coleg. CL-4039

#CentroPsicoterapiaSalud

#CentroPsicoterapiaSalud