QUIEN SOY

Mi foto
Psicóloga General Sanitaria, Nº. col. CL-4039; ●Psicoterapeuta con Maestria en Hipnosis Ericksoniana del Instituto Erickson de México ●Experta en tratamiento de Trauma con E.M.D.R ●Coaching por la Universidad Camilo José Cela ●Diplomada en técnicas de relajación y desarrollo personal ●Monitora de hatha-yoga ●Diploma acreditativo por la UNED en tratamiento psicológico Inteligencia emocional ●Diplomada en manejo de emociones por la UNED ●Formación en psicoterapia y manejo de grupos por la Asociación Española de Psicodrama ●Diplomada en talleres y técnicas de crecimiento personal por la UNED ●Constelaciones Familiares ●Monitora de Risoterapia ●Autora del Método Meditare Corporal® ● Directora del CENTRO MEDITARE. Psicoterapia y Salud CENTRO SANITARIO AUTORIZADO Nº REGISTRO 05-C22-0126

EL ESTRES EN VACACIONES

Sin duda, todos los años nos encontramos con el mismo problema, por fin los esperados y anhelados días de vacaciones, y de pronto, sorprendidos descubrimos que, cuando no suena el despertador, ni las rigideces de la agenda marcan el ritmo del día… ¿¡entonces!?, se pregunta uno, ¿porqué no consigo relajarme?.

Las estadísticas aseguran que 7 de cada 10 personas que trabajan, no consiguen “desenchufarse” del todo en vacaciones. El 70% de las personas laboralmente activas, continua pensando en sus obligaciones laborales al menos, entre 4 y 5 días de sus vacaciones. Un porcentaje menor, pero en crecimiento, nunca termina de estar de vacaciones

Este padecimiento se debe al llamado “ocio culposo”, y básicamente consiste en sentirse culpable por estar simplemente disfrutando del ocio y del descanso. Desde luego si no se detiene a tiempo, puede causar serios trastornos en la salud.
¿Qué consecuencias acarrea esto?, ¿Cómo se sufre el llamado estrés vacacional?; Pues bien, nuestro organismo está preparado para gastar energía mediante el llamado Sistema Nervioso Simpático , que regula al cuerpo para tal fin, así en situación máxima de estrés, prepara al organismo para luchar o huir, según la necesidad.
El Sistema Nervioso Parasimpático, en cambio, es el encargado de reparar el organismo, recuperar y ahorrar la energía, es lo que ocurre por ejemplo con el sueño reparador, los días libres, fines de semana o periodos de vacaciones.
Por lo tanto, “unas vacaciones de mala calidad, se traducen en procesos reparadores de mala calidad”.

Las enfermedades que más se ligan al estrés crónico son: hipertensión arterial, diabetes, accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio, patologías dermatológicas, ataques de pánico, ansiedad, depresión,…entre otros.

Parar la máquina. Para quienes tienen muchas responsabilidades y poca capacidad para delegar, es tarea difícil parar la agenda, desconectar el móvil y ordenador, y regalarse tiempo para el disfrute y el ocio.

Para prevenir todo esto, es muy importante, crear estrategias, por ejemplo:

·         No al móvil. No responder llamadas de trabajo en las horas de descanso, en las vacaciones o en las veladas con familiares o amigos.
·         Comer con tiempo. Dedicarle un tiempo considerable a las comidas (desayuno, comida y cena). No pensar en las obligaciones ni trabajar mientras se come.
·         Pensar en el cuerpo. La actividad física y la alimentación saludable, son de ineludible importancia.
·         Controlar la televisión. No usar los momentos de descanso para ver la televisión, o usar el ordenador.
·         En el caso de las amas de casa, pedir (o exigir), la colaboración de la familia para las tereas domesticas. Ellas también tienen derecho a vacaciones.
·         Aquietar la mente. Tomarse un tiempo para estar en silencio, o escuchar música, sin dejarse invadir por las obligaciones diarias.


Tal vez el secreto sea irse de vacaciones todos los días del año, es decir, realizar en el día, actividades, además del trabajo, que proporcionen satisfacción.

#CENTROPSICOTERAPIASALUD

¡¡SIGUEME!!

Busca PSICOTERAPIA Y SALUD

iPhone

Chelo Díaz Nº Coleg. CL-4039

#CentroPsicoterapiaSalud

#CentroPsicoterapiaSalud